feminismo

5 ideas machistas en el caso Daniella Pflucker y Guillermo Castañeda

El machismo está en el aire. También en la prensa, en el Estado, en la televisión, en las redes sociales, en nosotros. Solo hace falta que surja una denuncia en el espacio mediático para reflejar en la víctima todo lo podrido que hay en la cabeza de mucha gente. Para darnos cuenta quiénes están con nosotras y quiénes no.

Estaba de viaje cuando explotó la denuncia de la actriz Daniella Pflucker contra el actor Guillermo Castañeda. Y aún a miles de kilómetros de Lima, solo me bastó leer unos cuantos comentarios en Facebook, columnas de opinión, reportajes y una entrevista (la de Beto Ortiz, por ejemplo) para confirmar que, para muchísima gente, las mujeres seguimos siendo las culpables. Una y otra vez.

Entre todo lo penoso que vi, elegí 5 ideas que se repiten mucho en cualquier plataforma o lugar en el que puedas pensar. Quizás deconstruyendolas es más fácil entender por qué el machismo está tan arraigado en nuestra sociedad.

  1.      Si no querías nada con él, ¿por qué fuiste a su casa?

Todavía me sigue pareciendo increíble cómo, bajo cualquier circunstancia, se sigue cuestionando el comportamiento de una mujer. Ir con un chico que nos gusta o que no, a su casa, a un hotel, a una cita, no puede ni por asomo justificar una violación. Es una idea muy fuerte: ‘‘Si vas a su casa es porque quieres algo’. Y no es así. En la puerta, en la calle, en una discoteca, en la cama, NO ES NO.

  1.      Es un tema íntimo, de parejas, ¿dónde está la falta?

Una de las ideas que más promueve el feminismo y que sirve como base para entender la estructura y la lucha de este movimiento es este mensaje: lo personal es político. Es común creer que una violación o maltrato están justificados o no son calificados como tales en el marco de una relación de pareja, de un matrimonio. No es así. Un abuso puede ser perpetrado, y de hecho es lo más frecuente, por el miembro más cercano de tu familia. Nos han enseñado a callar, a meter el sufrimiento y el cuestionamiento bajo la alfombra. El hablar, el denunciar, es un acto de lucha y resistencia que remece los más duros cimientos de esta sociedad machista y patriarcal.

  1.      No se le nota que está quebrada emocionalmente. La chica quiere fama.        Pronto aparecerá en un reality.

El año pasado, en España, un grupo de chicos violó a una joven y publicó un video alardeando del hecho mientras uno de ellos manejaba un auto y la chica yacía inconsciente en el asiento trasero. Meses después y en pleno proceso judicial, la víctima ha sido acusada de no estar ”lo suficientemente traumatizada’’ porque ha sido fotografiada caminando por la calles, yendo a comprar, quizá sonriendo. Ya saben, tratando de hacer una vida normal.

Para estas personas, Daniella Pflucker tiene que aparecer llorando, demacrada y con actitud suicida para que le crean. Intentan deslegitimar su historia en base a cómo la gente considera que debe comportarse. Nos quieren adiestradas, con la cabeza abajo, a la expectativa de lo que la sociedad considera que debe hacer y ser una víctima.

Si Daniella entra a un reality, estrena una obra de teatro o decide trabajar en un banco, no importa qué, no importa cómo, ella volverá a ser culpable. Las mujeres siempre terminamos siéndolo. Somos las que tenemos que demostrar, las eternamente cuestionadas.

  1.      ¿No hay noticias más importantes?

Pensar que una denuncia de violación no es importante es aterrador. Casos como el de Daniella Pflucker, Arlette Contreras, Lady Guillén, entre otros, visibilizan una problemática real de la sociedad peruana. Daniella es relativamente conocida en el medio, Lady era vedette, Arlette tenía un video. Sus casos tienen rebote por cualquiera de estos motivos. Hagamos un ejercicio y pensemos en las muchas mujeres que viven en los pueblos más alejados de todo trato mediático. Ahora mismo, mientras yo escribo esto y tú comentas en Facebook: ”bien hecho, eso le pasa por puta”, hay mujeres siendo golpeadas por sus parejas y niñas violadas por sus padres, primos o tíos.

Pensemos en lo que puede simbolizar para estas mujeres ver en una denuncia como la de Daniella en señal abierta. Ayudemos a las que no tienen voz.

  1.      Si fue en el 2016, ¿por qué recién denuncia?

La domesticación de la mujer es uno de las principales características del patriarcado. Es una idea revolucionaria para muchos que las mujeres no solo debemos tener la autonomía suficiente para decidir sino también para enfrentar nuestros propios procesos de la manera como creamos conveniente. Invalidar la denuncia de Daniella o cualquier otra mujer porque ”pasó mucho tiempo” es cruel. Nadie puede hablar antes que la víctima decida hacerlo. Es ella y solo ella quien tiene la decisión. 

Vuelvo a pensar en lo que he visto en estos últimos días. Desde mujeres diciendo que la lucha feminista se está desvirtuando, los que le piden pruebas, los que dicen que hay que escuchar a las dos partes, los que se detienen hasta en la manera cómo se sujetó el pelo en el programa de Beto Ortiz para cuestionarla. Para ninguna mujer es fácil ni divertido hacer una denuncia así.

Los hombres  harían bien en tratar de identificar qué comportamientos tienen en común con los acusados, en reflexionar sobre las cosas que comentan en redes sociales, etc. Con las mujeres hay otro componente. Lo más básico es siquiera por un momento empatizar con la víctima, porque pude ser yo, porque pudiste ser tú.. Porque si te detienes a pensar un par de minutos, todas hemos sido violadas. Desde que aceptamos por miedo, desde que fuimos obligadas a hacer algo que no queríamos… en el colegio, en una fiesta, en nuestro trabajo, en nuestra vida.

 

La Menstruante

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s